Escuela de fútbol formativa
Niños Felices

EL ENTRENADOR DE FÚTBOL

Detrás de cada equipo que consigue resultados exitosos, que produce un fútbol de calidad y atractivo, se encuentra un entrenador, un director técnico, un personaje carismático que es frecuentemente una fi gura emblemática en el club o en un país (Beckenbauer, Cruyff, Ferguson, Hitzfeld, Jacquet, Lippi, Platini, Parreira, Roux, Trapattoni o Zagalo).

En la categoría de juveniles, no existe un programa específi co destinado a obtener rendimientos de alta calidad o a modifi car el comportamiento de un jugador sin la presencia de un entrenador, un instructor reconocido como Pekerman (Argentina), Púa (Uruguay), Queiroz (Portugal), Suaudeau (Francia), u otros educadores trabajando entre bastidores.

Dicha función, que hoy día implica no sólo aspectos deportivos, sino igualmente sicológicos y pedagógicos, se ha expandido considerablemente en el fútbol, particularmente para satisfacer las crecientes exigencias del fútbol moderno y de los jugadores. Además de las funciones de organización y programación, así como de la supervisión de los aspectos técnicos, tácticos y físicos, el campo de actividad y la competencia del entrenador se han extendido al sector de las comunicaciones, a la gestión cotidiana del equipo, a los asuntos de salud e higiene de los jugadores, así como a su formación y educación, sin olvidar la relación con los medios de información en el caso de entrenadores que trabajan en el nivel más elevado.

En los clubes de élite, la función del entrenador se ha extendido aún más: a la administración del equipo –incluso del club–, cumpliendo importantes tareas como la gestión fi nanciera, las transferencias y los contratos de los jugadores, la promoción del club, las relaciones con instituciones externas, así como la determinación de la estructura del club. Este trabajo del entrenador se asemeja a la labor de un director de empresa, implicando responsabilidades que van más allá del mero conocimiento futbolístico.

Ante la amplitud y la responsabilidad de dicha función, así como la diversidad de sus actividades, el entrenador está obligado a trabajar en grupo (el equipo de dirección técnica o cuerpo técnico), con personal especializado en sus áreas particulares. Esta nueva forma de dirección técnica, basada sobre un trabajo en equipo y la comunicación, refuerza aún más la función de líder del entrenador en su papel de entrenador jefe, de “míster”, como se le denomina en ciertos países.

Es una profesión difícil y compleja, pero al mismo tiempo apasionante y extremadamente variada, debido a las actividades educativas y creativas que ello implica, así como por las innovaciones que continuamente se deben considerar.

El presente capítulo sobre la dirección técnica se divide en cuatro secciones:

1. El trabajo del entrenador
2. La dirección técnica de sesiones de entrenamiento
3. El equipo de dirección técnica
4. La dirección técnica de juveniles

“Cuanto mejor conozca y domine un entrenador su trabajo, tanto
más se granjeará la simpatía y el respeto de los jugadores.


El trabajo del entrenador

Definciones

Entrenador: Es la persona que se encarga del entrenamiento y de la formación de un equipo, preparándolo para un buen rendimiento, es decir, para obtener resultados positivos. Elentrenador es un especialista de la dirección técnica y táctica, del desarrollo sicológicoy físico del jugador. Sus tareas pueden ampliarse, en función de sus competencias.

Dirección técnica: Es la actividad global del entrenador: formar, dirigir, aconsejar, corregir, ayudar a los jugadores a progresar, elegir la táctica adecuada. Una buena dirección técnica se apoya en profundos conocimientos de sicología y pedagogía; su fi nalidad es optimizar el rendimiento del equipo y desarrollar el potencia de cada jugador.

Gerente: El gerente es responsable de dirigir y organizar el club de manera que se alcancen los objetivos operativos fi jados. Además, es responsable del rendimiento del club, y deberá dar cuenta de sus acciones a la Dirección del club.

La persona que desempeña la función de gerente del equipo deberá disponer de una excelente formación de entrenador y administrador, con una sólida experiencia como director técnico. Para ejercer el cargo de entrenador y gerente del equipo, no es suficiente disponer de la experiencia y conocimientos adquiridos como jugador. Enciertos clubes, puede ocurrir que una persona sola desempeñe ambos cargos.


El entrenador

la dirección técnica.

Personalidad Competencias Estilo de dirección Personales:

− Inteligente
− Deportivo
− Organizador
− Gestionador Sociales
− Sabe comunicarse, escuchar
− Sabe crear un buen ambiente en el equipo
− Sabe cooperar
− Saber solucionar los conflictos
− Sabe hacerse apreciar Cognoscitivas
− Conoce los sistemas de juego y las tácticas a adoptar
− Tiene conocimientos rudimentarios de:

anatomía,
fisiología,
psicología,
pedagogía,

metodología para dirigir un equipo

 Fija objetivos coherentes

 Se rodea de los mejores hombres (jugadores y personal de dirección técnica)

− Sabe comunicar sus ideas
− Entrena y dirige con competencia
− Sabe conducir un grupo con la autoridad necesaria en cada situación
− Es coherente en la conducción del equipo
− Toma decisiones claras y justas
− Sanciona en el momento oportuno
− Entrega total al fútbol
− Capaz de imponer objetivos personales, así como con el equipo
− Espíritu positivo
− Líder carismático
− Naturaleza inquisitiva
− Dominio de sí y capaz de dominar el estrés.

Cualidades reconocidas

− Ordenado y organizado
− Amable, caluroso
− Lúcido, coherente
− Respeta los valores de los otros
− Defi ende sus opiniones
− Abierto, de confi anza
− Perseverante
− Temperamento fuerte
− Leal, honesto, franco
− Dinámico, combativo
− Con sentido del humor


Lo que un entrenador no debe hacer

• en cuanto a la buena voluntad de escuchar a los demás

− Demostrar una falta de interés en los demás y demostrar poca voluntad de escuchar los problemas personales y sicológicos de los jugadores.

− Sentirse incómodo en el papel de “asistente social” o “padre confesor”.

• en cuanto a la anchura de miras

− Temer los cambios o desconfiar de las innovaciones.
− Dudar de sí tras una serie de derrotas o en situaciones de conflicto.
− Cerrarse a proposiciones constructivas.

• en cuanto a la gestión del tiempo

− Dejarse acaparar por el fútbol.
− Disponer de poco tiempo para perfeccionarse o para ampliar sus conocimientos.
− Limitar su propio tiempo.

• en cuanto al afi anzamiento de sus ideas y opiniones (información externa)

− Alentar poco o nada, o elogiar poco o nada (particularmente en el caso de los juveniles).
− Ignorar la información (feedback) positiva.
− Tender a generalizar demasiado.

Las tareas generales del director técnico o el entrenador

• Formación y preparación del equipo

• Organización

• Comunicación
− interna (dentro del equipo)
− externa (fuera del equipo, del club)

• Control y supervisión

• Reclutamiento

• Dirección del partido y de sesiones de entrenamiento

• Trabajo en grupo (con el equipo diariamente)

La dirección técnica cotidiana (trabajo en grupo) (reunión técnica, reunión médica, reunión del club, reuniones individuales) Tareas

• Crear un buen ambiente de trabajo, estar dispuesto a escuchar y buscar soluciones.

• Comunicarse con los medios informativos.


 Contactar a los dirigentes del club, a las asociaciones deportivas, a los hinchas, a los institutos escolares, a los padres y a los maestros de los jóvenes.

• Conversar con los jugadores, individual y colectivamente.

• Dirigir el entrenamiento.

• Planificar la preparación del partido.


| Más

Últimos miembros

MoneneMiguel Ángel MolledaWaldemar schettiniRaulProfmoisesJesus

292886